El pensamiento estratégico y su poder en las organizaciones

Pensamiento estratégico
Atrévete a idear conceptos, diseñando una estructura de pensamiento enfocada en obtener resultados para alcanzar el éxito empresarial. ¡Descúbrelo aquí!

El pensamiento estratégico se clasifica como una herramienta clave en las organizaciones que genera nuevas perspectivas de avance hacia el logro efectivo de resultados. Por medio de la creatividad y a partir de la aplicación de métodos para la competitividad en un mercado cambiante, este tipo de pensamiento posibilita la toma de decisiones estratégicas.

Los valores de este pensamiento comprenden elementos intuitivos que fortalecen el entendimiento, fundamentado en los sentimientos más que en los procesos analíticos de la información.

La pandemia de la Covid-19, generó un impacto significativo en escenarios económicos, sociales y empresariales, que invitó a reestructurar los planes de negocios en las organizaciones hacia modelos más ágiles, respecto a un nuevo ecosistema que debe satisfacer las necesidades actuales del cliente.

En este sentido, las organizaciones empresariales que se comprometen con el éxito de su estrategia comercial, están siempre abiertas en generar nuevos y continuos aprendizajes para avanzar hacia el futuro.

En el sector de las Mipymes presenta carencia en los procesos de gestión para ser sostenibles en el tiempo, por lo que se necesitan propósitos para lograr los objetivos, al respecto, el pensamiento estratégico se impone como herramienta que puede ser empleada para fortalecer la estructura de estas organizaciones empresariales.

Características de un pensador estratégico

Los pensadores estratégicos se caracterizan por proyectar una misión y una visión, con propósitos claros que permitan idear conceptos, diseñando una estructura que se fundamenta en obtener resultados por etapas.

La competencia principal se compone de un conjunto de actitudes que son manifestadas a nivel personal y profesional, su desarrollo construye una posición gerencial estratégica que permite analizar las realidades de los acontecimientos y las necesidades de la organización interna, para generar procesos de transformación direccionados hacia el futuro.

Frecuentemente los pensadores estratégicos se distinguen con facilidad, su lenguaje corporal y su forma de dirigirse ante sus equipos comprende un panorama general de participación activa e integral. Conozcamos sus principales características.

  1. Genera prioridades constantemente: Clasificar los aspectos más urgentes y relevantes es un principio fundamental de los pensadores estratégicos para crear un enfoque que permita direccionar una hoja de ruta, estableciendo las prioridades del día a día en sus proyectos. La capacidad de pensar estratégicamente, posibilita seleccionar los proyectos que generan mayor valor a las organizaciones, adecuando así la información para transmitirla a los equipos de trabajo conforme al plan diseñado para su ejecución.
  2. Se pregunta: ¿por qué no hacer las cosas de otra manera? Generalmente el pensador estratégico analiza y observa lo que está haciendo la competencia para enfocarse en los aspectos opuestos, es decir, para impulsar las diferencias impresionando con estrategias innovadoras sobre el patrón que siguen las demás, este es un aspecto fundamental que permite fortalecer la marca, aprovechando las nuevas oportunidades para generar ideas y agilizar procesos. Los pensadores tácticos, por el contrario, en el caso de presentarse algún problema indicarán como se puede resolver de manera técnica, mientras que el pensador estratégico revisará desde donde aprovechar las oportunidades que se puedan originar de ese inconveniente hasta resolverlo por completo mediante mecanismos novedosos que terminan ocasionando un valor agregado en las organizaciones.
  3. Se mantiene alerta y piensa antes de hablar: Dentro de las capacidades de los pensadores estratégicos se encuentra la aptitud que desarrollan para recibir información, ellos observan, escuchan, recopilan datos, realizan preguntas, analizan la investigación para relacionar conceptos y finalmente proponen una idea global para luego exponerla. El análisis sólido, sumado a la forma de pensar de manera diferente e innovadora fuera de los parámetros comunes, distingue al pensador estratégico de los demás colegas, destacándolo como líder experto en su campo de acción.

Ventajas del pensamiento estratégico

Ventajas del pensamiento estratégico

  • Genera un enfoque hacia los aspectos importantes del presente y las estrategias de visión al futuro, en el marco de los valores organizacionales.
  • Promueve una perspectiva macro de los objetivos empresariales, causando en los ejecutivos un direccionamiento estratégico para la ejecución de acciones diarias que tienen como fin avanzar hacia el logro efectivo de las metas.
  • Fomenta una buena comunicación para el planteamiento de las prioridades y la destinación coherente de recursos con relación a las necesidades actuales de las organizaciones.
  • Mejora el desempeño del capital humano y en general de la organización, por medio de lineamientos de innovación para el cumplimiento eficaz de las actividades.
  • Permite detectar problemas y amenazas que puedan presentarse en el entorno empresarial, viendo en las dificultades oportunidades para mejorar e impactar desde nuevos mecanismos de acción.
  • Por medio de la planificación estratégica se realiza una gestión más eficiente, desde la productividad, la calidad de los procesos y el trabajo en equipo para el logro de objetivos.
  • Los niveles de productividad empresarial aumentan considerablemente.
  • Realiza un aporte significativo para la apropiación de los valores de la empresa fundamentando el trabajo en equipo, los buenos procesos de comunicación, el desarrollo humano en ámbitos personales y profesionales, el fortalecimiento de la innovación, la creatividad y el mayor compromiso con los objetivos misionales de la organización.

Áreas de actuación funcional en los procesos de pensamiento estratégico

  1. Mejorar el sistema de gestión empresarial: Los asuntos relacionados con la gestión de recursos, el seguimiento al presupuesto, el análisis de costos y el control de los KPIS, son elementos fundamentales para garantizar la permanencia de las compañías en el tiempo. Se deberán preveer situaciones que comprendan alternativas de financiación, con estrategias de retorno a la inversión.
  2. Potencializar el área de marketing. Las estrategias comerciales deben estar en constante evolución, en esta época la realidad de consumo sugiere modelos de comunicación de impacto directo a través de mecanismos ágiles de fidelización. El marketing como herramienta estratégica deberá orientar las fortalezas del mercado empresarial hacia la innovación, a partir de la coherencia para lograr mecanismos eficientes y eficaces. La integración de las nuevas tecnologías presenta un impacto positivo, además de generar agilidad en los procesos de venta y respuesta, posibilita un ahorro de costos.
  3. Acelerar los procesos de digitalización: La pandemia sin duda alguna aceleró los procesos de digitalización en las organizaciones, los consumidores adaptaron nuevos hábitos de compra que llegaron para quedarse, la facilidad de acceso a los productos a través de la web fundamentó las nuevas preferencias del público hacia la comunicación Online, la gestión multicanal y el comercio electrónico. El plan de transformación digital de las organizaciones, incluye además una transición cultural que impacta en los empleados, en el público objetivo y en la organización en general. Los procesos internos de automatización y sensorización presentan mayor productividad desde la implementación de estrategias de la industria 4.0.
  4. Re-evolucionar el modelo de negocio y el capital humano: El Management Estratégico, deberá estar en sintonía con los cambios que puedan presentarse en las dimensiones sociales, culturales, económicas, ambientales y de organización general al interior de las empresas, en atención a su gestión de cambio será fundamental para promover procesos atractivos, ágiles y competitivos.

El enfoque integral del trabajo se fundamenta en el liderazgo y el desarrollo de nuevas habilidades en el talento humano para lograr un crecimiento determinante que este en constante aprendizaje y formación.

Factores que influyen en el contexto del pensamiento estratégico empresarial

El contexto empresarial comprende un mundo económico, político, social, tecnológico, ambiental y cultural, que puede generar efectos variables en determinados momentos para las organizaciones.

El crecimiento empresarial puede generarse en dos frentes: el primero relacionado con el aumento interno orgánico, desde la obtención de mayor rentabilidad a partir del avance de los procesos productivos internos de la organización y el rendimiento de los recursos propios. El segundo frente vincula los procedimientos de desarrollo externo por medio de acuerdos de cooperación, fusiones o alianzas con empresas.

El entorno externo

Los factores externos a las organizaciones, pero importantes para desarrollar a cabalidad sus objetivos misionales, son generados como un conjunto de hechos relacionados con normas establecidas o cambios en los fenómenos culturales que pueden condicionar la actividad de la empresa. El entorno puede componerse de recursos humanos, tecnológicos, físicos, bancarios y otros, que posibilitan la funcionalidad de las empresas.

La capacidad empresarial para moverse en un escenario cambiante debe estar enfocada en emplear las competencias organizacionales y los recursos de manera eficiente, con calidad y satisfacción.

Entorno empresarial

El entorno interno empresarial

Las fuerzas internas de las organizaciones y todos los elementos que las componen, como la estructura administrativa, el clima organizacional, los valores empresariales y las normas establecidas, son algunos de los componentes del entorno al interior de las empresas.

  • El liderazgo y las relaciones internas: comprende los procedimientos de comunicación y el relacionamiento de los grupos de trabajo con la línea estratégica de liderazgo de la organización. En este campo influyen procesos de formación y motivación. Estos factores no son tangibles, pero si se encuentran debilitados pueden afectar la efectividad de los procedimientos al interior de las empresas.
  • Capital humano: los trabajadores son la fuerza empresarial para lograr los objetivos planteados, en ellos inciden de forma directa los procesos de productividad y satisfacción de los clientes. Elementos que son medibles con el fin de establecer mejoras permanentes.
  • Cultura organizacional: se fundamenta en la capacidad que tiene la organización para generar en todos los integrantes procesos de identidad, fundamentados desde las buenas prácticas para la promoción de los objetivos y los valores empresariales, en el marco de un ambiente que promueve acciones conforme a la visión y misión de la empresa. El capital humano debe identificarse con la estructura organizacional, a partir del trabajo en común para el logro de propósitos.
  • Áreas y sistemas de procedimientos: las organizaciones integran diversas áreas que permiten el funcionamiento efectivo de todos los procesos; comerciales, de producción, de ventas, de planeación financiera, dirección de personal, mercadeo y otros.
  • La liquidez: es la capacidad de las organizaciones para generar ingresos, invertir, promover operaciones comerciales y realizar los pagos de cuentas de forma oportuna. El objetivo es mantener un balance y estabilidad en la liquidez.
  • El capital: son los terrenos, los diferentes puntos físicos de fábricas, así como también todos los equipos y la maquinaria que permiten el funcionamiento efectivo de las organizaciones. Las empresas que presentan un mayor capital, son más sólidas lo que indica que su capacidad financiera faculta ofrecer productos a bajos costos en comparación con empresas más pequeñas.
  • Análisis del ambiente utilizando la matriz FODA
  • También conocido como SWOT, el análisis FODA o DOFA es una herramienta empleada en las organizaciones que posibilita evaluar la situación actual empresarial, relacionando factores internos y externos que influyen en su funcionamiento.

Los componentes de la matriz son:

  • Fortalezas: son las características positivas que permiten que la empresa logre sus objetivos.
  • Oportunidades: son las situaciones externas que pueden presentarse y que fortalecen el logro de objetivos, desde el análisis situacional enfocado a nuevas propuestas, enfoques y lineamientos.
  • Debilidades: son las características que generan falencias en diversos grados complicando el logro de los objetivos.
  • Amenazas: pueden presentarse situaciones externas que dificultan el logro de objetivos.

La finalidad de la matriz es identificar cada uno de los componentes para determinar estrategias a implementar especialmente en las debilidades y amenazas, cuándo se logra establecer un camino para superar estas debilidades, automáticamente se convierten en nuevas fortalezas y oportunidades que pueden ser ejecutadas a corto, mediano o largo plazo, conforme a los tiempos asignados.

Finalmente, las organizaciones empresariales en la actualidad valoran los perfiles estratégicos por su capacidad de transformar y generar un posicionamiento en el sector gracias a su talento de tomar decisiones y de resolver problemas, maximizando las fortalezas del negocio para la competitividad empresarial.

El cuestionamiento constante y la capacidad de persuasión a través de la ideación como esencia de la estrategia, permite crear métodos para fomentar soluciones creativas, la inteligencia estratégica exige conexiones entre el pensamiento convergente (relacionado con los conceptos) y el pensamiento divergente (generación de ideas).

Investigaciones de la Universidad de Harvard, indican que los buenos estrategas generan conexiones de planeación, con ideas valiosas y personas relacionadas, que los demás ejecutivos o trabajadores no logran ver en el ambiente laboral.

Reflexionar de manera consciente, permite trabajar al máximo buscando nuevas oportunidades que una vez analizadas pueden traer beneficios a futuro, analizar los impactos inmediatos genera soluciones efectivas para el cambio en el mundo de los negocios.

¡Puedes convertirte en un estratega, usando toda tu capacidad cerebral con esfuerzo y técnicas apropiadas!

Formación relacionada

Comentarios (1)

Responder

Altagracia Mercedes Perdomo Ferreira

Enviado el

El Pensamiento estratégico, esta empleada para fortalecer la estructura de cada organización empresarial, y me voy más lejos a nivel personal tomando en cuenta las fortalezas y las debilidades de cada individuo.
El Pensamiento estratégico que genera nuevas perspectivas sobre el avance y logros con excelentes resultados, sabiendo que existe una competitividad agresiva y cambiante tomando en consideración la toma de decisiones de la empresa.
Los Pensadores estratégicos se identifican con facilidad por su lenguaje corporal y su forma al dirigirse al sus equipos, comprendiendo un panorama general de participación activa e integral. Dentro de sus características analizan sus competencias para fortalecerse en los aspectos opuestos, es decir impulsando e impresionando con estrategias innovadoras el patrón que sigue los demás, fortaleciendo así la marca que los identifican.
Diferencia entre Pensamiento Estratégico y Pensamiento Táctico, dentro de una organización los tácticos son los que resuelven el caso de forma técnica, mientras que los pensamientos estratégicos son los que revisan como aprovechar las oportunidades que se origina de ese caso hasta resolverlo. Por ejemplo mediantes mecanismos novedosos que determinan ocasionando un valor agregado en la organización.
Dentro de sus ventajas existentes promueven perspectivas, fortaleza una buena comunicación, permite detectar problemas y amenazas, por medio de la planificación estratégica se realiza una gestión más eficiente, desde la productividad, la calidad de los procesos y el trabajo en equipo para el logro de los objetivos.
Teniendo en cuenta los factores que influyen el pensamiento estratégico empresarial, al entorno externo se en cuenta el desarrollo de la calidad de sus objetivos estando enfocada para emplear las competencias organizacionales y los recursos de manera eficiente, con calidad y satisfacción. Son los elementos que la componen como la estructura administrativas esto es fuerza interna.
La finalidad de la matriz de una empresa es identificar cada uno de los componentes para determinar estrategias para implementar debilidades, fortalezas, oportunidades, amenazas, cuando se logra automáticamente se convierte en nuevas fortalezas el cual llegan a ser ejecutadas a corto, mediano o largo plazo, conforme a los tiempos asignados.

La página web www.cerem.ec utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir