El trabajo híbrido: productividad y salud mental

El Trabajo hibrido: Productividad y salud mental
El trabajo híbrido se perfila como el modelo de trabajo del futuro, descubre cómo influye en la productividad y la salud mental de los empleados.

La pandemia producida por la aparición del virus COVID-19 provocó que las empresas se vieran obligadas a hacer cambios en las modalidades de trabajo. La solución a la que muchas empresas se están orientando es el trabajo híbrido. Se trata de un modelo que brinda a los empleados la flexibilidad de laborar en cualquier sitio.

Los empleados pueden trabajar desde sus viviendas, en la oficina o en cualquier otro sitio de todo el mundo. Las empresas tienen la posibilidad de implantar calendarios de trabajo híbrido que delimitan las fechas y horas en las que se espera que los empleados trabajen en la oficina.

Asimismo, pueden ofrecer a los empleados total soberanía para escoger en qué momento y dónde desean laborar.

El modelo de trabajo para el futuro

En la actualidad, el modelo de trabajo híbrido está muy presente, de esta forma es imprescindible abrir las posibilidades de cambiarlo y mejorarlo. De hecho, se perfila como el modelo de trabajo del futuro.

Según un reporte publicado por Microsoft, un porcentaje de más del setenta por ciento de los trabajadores, apuestan por la continuidad del trabajo remoto una vez que termine la pandemia.

Sin embargo, en oposición a estos resultados el 75% manifiesta que necesita estar más tiempo en la oficina junto a sus compañeros. De manera que, la semejanza entre las cifras indica que es necesario aplicar un esquema que sea provechoso para ambas partes.

Beneficios del trabajo híbrido para los empleados

Muchas empresas están apostando por un modelo de trabajo híbrido, sin embargo, es importante que conozcan los beneficios que dicho patrón ofrece para los empleados. A continuación, se mencionan los más relevantes.

Mayor flexibilidad

Los empleados tienen la posibilidad de escoger dónde laborar y, en algunas ocasiones, en qué momento.

Mejor balance entre la vida personal y laboral

El tiempo de inactividad hacia y desde la oficina ha desaparecido y los empleados tienen la oportunidad de lograr un mejor equilibrio entre su trabajo y otras tareas.

Mayor satisfacción

Los trabajadores suelen ser más felices si tienen más flexibilidad e independencia para elegir dónde trabajar. Los empleados más felices también tienden a desempeñarse mejor.

Beneficios del trabajo híbrido para las organizaciones

La aplicación del trabajo híbrido o mixto tiene beneficios tanto para los empleados, como para las organizaciones e instituciones. Cabe destacar que los mismos se verán reflejados una vez que sean implementados a través de un plan de acción coordinado. Seguidamente, algunos de los más significativos.

Ahorro de gastos

Permitir que los empleados trabajen desde casa significa invertir menos dinero para alquilar, acondicionar y mantener las zonas de trabajo en la oficina.

Reclutar a mejores candidatos

Ahora que la genialidad de trabajar desde casa está abierta, muchos trabajadores buscan empresas que ofrezcan trabajos mixtos. Al ofrecer opciones de trabajo mixtas, las empresas pueden asegurarse de atraer a los mejores candidatos para el puesto.

Máximo rendimiento

Del mismo modo, los empleados más felices equivalen a un mayor rendimiento. Además, los empleados más felices indican que habrá menos rotación de personal.

El trabajo híbrido y la productividad

En un entorno mixto, las opciones de trabajo proporcionadas por la empresa pueden maximizar la productividad de todos los empleados. La flexibilidad es una de las claves para diseñar un plan de trabajo híbrido.

Las organizaciones empresariales pueden brindar la capacidad de rastrear de forma remota a parte de un equipo, lo que a su vez permite que otros trabajen en la oficina. Al mismo tiempo, puede permitir que todos los empleados trabajen desde casa de forma ocasional.

Cuando las empresas tienen empleados que trabajan de forma remota, cara a cara y bidireccional, no pueden confiar en los indicadores de productividad clásicos que solo se aplican a los empleados presenciales.

Se recomienda utilizar indicadores objetivos que se puedan aplicar a diferentes tipos de trabajadores. Esto creará un espacio de trabajo mixto efectivo, justo y eficiente. Además, se pueden detectar problemas de forma temprana y brindar ayuda antes de que sea demasiado tarde, como el agotamiento o la falta de capacitación.

Un informe resultado de una encuesta hecha por McKinsey & Company, muestra que al menos nueve de cada diez de las empresas dijeron que están adoptando un modelo híbrido, sin embargo, solo unas pocas tienen una planificación determinada para implementarlo.

A continuación, se muestran algunos medidores para cuantificar los niveles de productividad:

  • Porcentaje de tareas completadas a tiempo.
  • Número de tareas completadas.
  • Evaluación de la calidad del trabajo realizado.
  • Valoración de los clientes.
  • Nivel de actividad durante el horario laboral.
  • Disponibilidad de horas de trabajo.

Cómo implantar con éxito un modelo de trabajo híbrido

Para implementar de manera exitosa el modelo de trabajo híbrido en cualquier empresa el punto de partida tiene que ser la comunicación inmediata de la política de trabajo.

Asimismo, invertir para proporcionar las herramientas necesarias para que los trabajadores sean altamente productivos, bien sea de manera presencial, o vía remota. No obstante, es fundamental definir varios aspectos.

Definir el aspecto de un espacio de trabajo híbrido operativo para la empresa

Hay muchos tipos de ambientes de trabajo mixtos y cada entorno tiene un impacto diferente en el trabajo de los empleados. Para llevarlo a la práctica es importante definir el espacio de trabajo mixto ideal que requiere la compañía.

Algunos de los factores que deben tenerse en cuenta son el tipo de trabajo de la empresa y la capacidad de la empresa para adaptarse a un espacio de trabajo mixto. Por ejemplo, presupuesto, seguridad de la información, entre otros. Además, las preferencias de los empleados. Así como, qué modelo es beneficioso para su productividad y la de la organización.

Comprobar dónde laboran mejor los empleados

Según una encuesta realizada por PwC, el 47% de los empleados que fueron consultados manifestaron sentirse más provechosos cuando trabajan a distancia. En cambio, únicamente el veintiocho por ciento de los ejecutivos está de acuerdo con estas afirmaciones.

Son muchos los factores que provocan esta diferencia, por eso es importante entender dónde trabaja mejor cada trabajador. Para averiguarlo, se puede comenzar comparando indicadores clave de rendimiento (KPI).

Estos se enfocan en el "cómo" e indican el desempeño del proceso para que se pueda lograr el establecimiento de metas. Por lo tanto, la decisión debe ser tomada con base en lo qué funciona mejor para ellos.

Además, también se recomienda involucrar a los empleados en el proceso para conocer los factores que afectan su productividad. Después de conocer sus opiniones, se les puede ayudar a alcanzar niveles de productividad inigualables.

Ajustar el cronograma de trabajo híbrido entre equipos

Dado que no todos en la empresa trabajarán en el mismo lugar y al mismo tiempo, la colaboración entre equipos puede verse afectada en un modelo mixto. Es viable que haya empleados que trabajen en horarios distintos, o que ciertos proyectos requieran que todos los trabajadores se dediquen a ellos a la vez.

Por esto, es de fundamental trascendencia que los empleados y los horarios de los conjuntos se encuentren alineados para conseguir los niveles de productividad deseados en un ámbito híbrido.

Para lograrlo, tienen la posibilidad de utilizar administradores de labores a los que logre entrar toda la plantilla. De esta forma, un empleado va a poder ver qué proyectos tiene indicados, con quién labora y los horarios de sus compañeros de equipo.

Invertir en programas y herramientas colaborativas

Un lugar de trabajo híbrido no funcionará sin la participación de instrumentos. Pese a que este componente parece difícil de lograr, existe una extensa pluralidad de herramientas y programas que lo hacen viable.

Ejemplificando, el software con base en la nube contribuye a que los empleados se logren comunicar y coadyuvar libremente del sitio en el cual se encuentren localizados.

Además, con el programa correcto existe la posibilidad de integrar herramientas de productividad y de administración, lo cual mejorará todavía más la participación entre grupos y la productividad.

El modelo de trabajo híbrido es muy reciente, así que debe estar abierto a cambiarlo y mejorarlo.

Optimización el espacio de trabajo híbrido con diversos canales de valoración

Por más empeño que se ponga, un lugar de trabajo híbrido jamás va a ser perfecto desde el inicio, de esta forma como representante de Recursos Humanos de una empresa se debe estar abierto a recibir opiniones y críticas de los consumidores y los trabajadores para realizar los cambios necesarios.

Para eso, se pueden realizar encuentros con los empleados para ver cómo va el proceso de adaptación a la nueva modalidad de trabajo. Además, se pueden mandar encuestas a los consumidores para identificar probables inconvenientes o puntos que se hayan pasado por alto.

Prevenir el agotamiento

Uno de los inconvenientes del trabajo a distancia es que la línea entre lo gremial y lo personal se disipa, por lo cual es simple que los empleados sientan un gran desgaste.

Una forma de evitarlo es utilizar un programa de administración de proyectos que posibilite visualizar la carga de trabajo de cada uno. Esto facilitará conocer cuánto tiempo les lleva concluir sus labores.

Capacitar a los directivos

El sesgo del gerente es algo a tener en cuenta en espacios de trabajo mixtos. En la mayoría de casos se suele valorar más el desempeño de los empleados que acuden a la oficina mucho mejor que los que trabajan de forma remota.

Por lo general, los trabajadores de corte híbrido no son reconocidos en su trabajo y tienen menos oportunidades de crecimiento profesional. A fin de evitar esta situación en el escenario laboral tiene que haber una capacitación dirigida a los supervisores. Es pertinente que la misma emane del departamento de Recursos Humanos.

El trabajo híbrido y la salud mental

El trabajo híbrido presenta múltiples ventajas entre las cuales se pueden mencionar, el ahorro en tiempo por traslados entre la oficina y el domicilio, menos consumo de dinero en combustible, posibilidad de un descanso más prolongado y el balance entre la vida laboral y personal. No obstante, puede tener efectos nocivos en la salud mental de los trabajadores.

Tener más tiempo provoca que los trabajadores pasen más horas dedicados a trabajar y que les sea difícil separarse, lo cual puede deberse a las distracciones existentes en el hogar que no les permiten trabajar. El exceso de trabajo o incluso la hora de inicio y finalización no se respetan.

Esto hace que paradójicamente, cada vez más personas experimenten el síndrome de agotamiento que conduce a tensión, angustia y signos físicos como ausencia de sueño, pérdida de apetito, desmotivación y visualización del trabajo como algo repulsivo y poco placentero.

Importancia de la salud mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como un estado de bienestar general que incluye las condiciones físicas, mentales y sociales que permiten a las personas usar sus habilidades para responder de manera efectiva a situaciones diarias estresantes y ser activas en el trabajo en diferentes niveles de funcionamiento, al tiempo que contribuyen a su comunidad.

La salud mental necesita equilibrio, esfuerzo, tiempo libre, indemnizaciones, vida personal y profesional, relajación en la responsabilidad y más. Si estos equilibrios no se mantienen todo el tiempo, la salud mental se resentirá, lo que obligará a la persona a vivir día tras día sintiéndose encapsulada, realizando una rutina muy básica y desmotivada.

Cuidar la salud mental significa apostar por la calidad de vida más allá de los desafíos de la dicotomía entre salud y enfermedad. Los sistemas y servicios de salud juegan un papel importante en la atención primaria y especializada de salud mental. Sin embargo, ni la atención primaria, ni los servicios profesionales son suficientes para satisfacer la demanda.

Pero la felicidad y la calidad de vida de los trabajadores no es solo una cuestión de salud pública. Los niveles poco saludables de estrés o ansiedad producen cambios en el comportamiento de las personas los cuales a corto y mediano plazo no solo son costosos, sino que también tienen efectos verificables en grupos y organizaciones.

La mala salud mental se asocia con menor productividad, mayor dificultad en las relaciones interpersonales y mayores costos de contratación y capacitación de trabajadores de reemplazo.

Formación relacionada

La página web www.cerem.ec utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir