"Lo que no se comunica no existe" (G. García Marquez): importancia de la comunicación de la Propuesta de Valor del Empleado (PVE)

La Propuesta de Valor del Empleado (PVE) tiene como base un buen plan de comunicación en la empresa, pues este traerá numerosos beneficios a la misma

La comunicación es uno de los pilares de la Propuesta de Valor del Empleado (PVE) en la empresa, y lo cierto es que pocas veces se entiende su verdadera importancia. Lanzar diferentes programas y comunicarlos adecuadamente aporta a los trabajadores una serie de beneficios y una mayor flexibilidad, además de otras ventajas monetarias.

La percepción subjetiva del valor en una organización

La comunicación incide directamente en el compromiso del empleado con la organización y es una herramienta muy potente para estabilizarlo e incrementarlo. Especialmente, en aquellos momentos en los que no se disponen de fondos suficientes para una subida salarial. Con frecuencia se escucha que uno de los activos principales de una organización lo constituyen los trabajadores. No obstante, esta afirmación no basta para que, a la hora de aportarles beneficios, se incluyan entre los gastos tanto contables como financieros de la empresa.

En realidad, la compensación de un empleado es una inversión en un activo de gran relevancia para la empresa. La importancia de la comunicación de los incentivos a los trabajadores comienza porque cuando estos recogen una percepción del beneficio lo hacen desde el punto de vista de un valor subjetivo. Este valor que se les aporta siempre volverá en concepto de productividad, y es posible aumentarla.

El primer elemento para fidelizar a un trabajador y aumentar el compromiso que tiene con la empresa es el salario. Sin embargo, la retribución debe combinarse con el desarrollo personal del empleado y con su reconocimiento, entre otros elementos. Es en estos dos, los cuales son fundamentales, donde hay que incidir especialmente en la buena comunicación dentro de la organización.

En la buena comunicación y en el aumento del compromiso entra la Propuesta de Valor al Empleado (PVE). Esta forma un conjunto básico en el que se incluye, por ejemplo, elementos como el seguro médico o un plan de pensiones para su jubilación. Sin embargo, este paquete no solo debe transmitirse, sino que se tiene que hacer de forma correcta para que los trabajadores puedan apreciarlo y comprenderlo.

Igualmente, cabe añadir que en la PVE se incluirán unas metas claras y objetivas. Además, es conveniente evaluar el cumplimiento de las mismas a medida que se van alcanzando. Esto se debe a que el plan de comunicación es parte de la empresa, y todos los planes de una organización deben ser planificados de este modo, seguido del objetivo de que se conozcan los beneficios existentes y que los trabajadores a los que van dirigidos los entiendan.

Las claves de la comunicación de la Propuesta de Valor del Empleado (PVE)

Muchas empresas tienen como prioridad acatar una total transparencia de cara a sus trabajadores. El sistema de comunicación tendrá que ser adecuado técnicamente y estar ubicado en un solo lugar. Los destinatarios deberán poder entenderlo para así darle valor, lo cual es el principal objetivo de una buena comunicación. Además, la meta clave tendrá que formarse a partir de una estrategia sólida.

  1. Concretar las metas: En general, lo habitual es incentivar el compromiso, la fidelidad y la motivación de los empleados. La información que se le aporte al trabajador es necesario que le convenza.
  2. Estudios de base: Debe existir una base sólida sobre la percepción que tienen en los trabajadores estos beneficios que se le van a aportar. Un buen método es consultar un estudio de opinión.
  3. Enfoque técnico y humano: El siguiente paso es desarrollar un enfoque que reúna estas dos características dentro de la estrategia de comunicación. En ello, se incluye el uso de las herramientas idóneas que se necesitan para que el mensaje llegue de forma sencilla y rápida, dando pie a una interacción con el empleado.
  4. Acción y evaluación: Una de las etapas cruciales del plan es realizar las acciones en sí. Después de hacerlo, se elaborará una medición de los resultados.

Los beneficios que tiene el plan de comunicación para la empresa

Cuando se realiza un buen plan de comunicación empresarial, este vuelve a la empresa en forma de fidelización del empleado. La fidelización de un trabajador puede verse en su compromiso, en su motivación y en la satisfacción general del conjunto de todos ellos. Estos son los pilares fundamentales que indican a una empresa una visión amplia sobre si se ha realizado o no correctamente. Además, para alcanzar datos más objetivos, se pueden realizar encuestas de opinión de forma anónima.

Igualmente, otra clave se puede encontrar observando fuera de la organización, a nivel de mercado. Se puede saber si una inversión en beneficios es o no adecuada estudiando las acciones que lleva a cabo el mercado, incluso aunque la empresa tenga sus propios valores y estructura. También se debe mirar cada beneficio concreto desde el punto de vista de sus ventajas y riesgos potenciales. Por ejemplo, en el caso del plan de pensiones, la rentabilidad, y en el caso del seguro médico, la siniestralidad.

Otro dato fundamental que se debe estudiar para saber los beneficios que puede recibir la empresa al realizar el plan de comunicación es qué porcentaje del total de gastos se va en salarios y en incentivos a los empleados. Este dato es bastante subjetivo en el ámbito de la organización, ya que no existe un promedio adecuado en el mercado, sino que depende de la capacidad de cada empresa y de sus propios márgenes.

No obstante, un principio que sí es más uniforme es que cuando se mire a la larga, el gasto del personal no sea superior a los beneficios que ha recibido de vuelta la empresa. Los beneficios, entendidos en su carácter monetario, que va a recibir la empresa vendrán, sobre todo, de la mano de la productividad, que será mayor a medida que los empleados estén más satisfechos y tengan un mayor compromiso con la organización.

Ingresos y gastos, así como pérdidas y beneficios, no son elementos que deban quedarse simplemente en la contabilidad, sino que deben incluirse en el plan financiero de la empresa estrictamente hablando. En resumen, el plan de comunicación irá siempre indudablemente unido al objetivo final de una empresa.

Los pasos de un buen plan de comunicación

Tras analizarse las metas y conocer las claves de la Propuesta de Valor del Empleado, es necesario estructurar los pasos que debe seguir un plan de comunicación adecuado.

  1. Creatividad: El primer paso necesario es tener creatividad, lo cual implica una inversión de tiempo. La reflexión sobre la creatividad en la empresa debe incluir la posibilidad de dar una respuesta a todos los posibles inconvenientes que se vayan a tener que abordar y que sean previsibles en un tiempo determinado. Es necesario, además, tener un plazo realista, pues con presión es imposible.
  2. Visibilidad: Un segundo punto es el de la visibilidad de la organización, que viene unida al correcto desarrollo del plan de comunicación. Aquí, es fundamental haber llevado a cabo el paso previo, el de ser creativos, porque esto es lo que suele marcar la diferencia dentro del mercado. Además, para dar visibilidad a la empresa, es importante realizar actos que le aporten una buena reputación y crear más confianza y compromiso entre los clientes de la organización. Por último, es importante que la página web tenga suficiente tráfico, lo cual lleva al siguiente punto, el posicionamiento.
  3. Posicionamiento: El posicionamiento, a su vez, ayudará a incrementar el paso anterior, la visibilidad. La marca debe alcanzar suficiente notoriedad.
  4. Gestión: La notoriedad mencionada está, a su vez, relacionada con este cuarto paso, que es la gestión de los recursos que tenga la empresa de una manera coherente. Del mismo modo, es importante gestionar adecuadamente las metas, y para ello es una clave fundamental la correcta organización del tiempo del que se dispone, poniendo, de nuevo, plazos realistas. Además, un plazo adecuado conlleva eficiencia, más éxito en menor tiempo.
  5. Incentivación: La incentivación se consigue con los pequeños logros que se van alcanzando, por lo que es importante que las metas que se establezcan estén diseñadas tanto a corto como a largo plazo. La incentivación influye directamente en la motivación, que debe mantenerse constantemente.

La estabilidad en la empresa gracias al plan de comunicación

Un plan de comunicación se pone en marcha cada año. Hay ciertas acciones que deben realizarse en etapas concretas que vendrán marcadas por el ritmo y la estructura de la organización. Lo importante es que haya transparencia con los empleados tanto en el paso a paso como en el que se establezca como objetivo final. Los trabajadores deberán comprender las acciones que se van a realizar, los procesos a seguir y, uno de los puntos más importantes, sentir que forman parte de esos logros.

El trabajo conjunto, la transparencia y esa motivación le podrá aportar cierta estabilidad a la empresa para que se mantenga e incremente beneficios con el tiempo, gracias a un buen plan de comunicación. La Propuesta de Valor del Empleado (PVE) es innegable, a pesar de que en ocasiones se puedan observar directamente de manera más o menos tangible. El éxito llega con la dedicación del plan de comunicación,desde el punto de vista de su elaboración teórica y de su desarrollo práctico.

 

La página web www.cerem.ec utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir